Itinerario de la Divina Pastora por Venezuela

Itinerario de la Divina Pastora por Venezuela

(Arquidiócesis de Barquisimeto – 13/06/2017)
La Arquidiócesis de Barquisimeto, el Sr. Arzobispo Monseñor Antonio López Castillo, el clero, las religiosas y religiosos, así como los movimientos de apostolado y los laicos que hacen vida de fe en nuestra Iglesia particular, confiados en la maternal intercesión liberadora de la Santísima Virgen María: Invita a fieles, devotos y todo el pueblo a unirse en lo que hemos denominado: “Una Oración por Venezuela, con la Divina Pastora”.

 
En comunión plena con el papa Francisco y la conferencia Episcopal Venezolana, salimos a orar y clamar a nuestro Dios de la mano de nuestra madre la santísima virgen María por la justicia, la caridad, la verdad y en consecuencia por la paz y liberación de nuestro país. Ella saldrá al encuentro del pueblo de Barquisimeto para orar como familia de fe por Venezuela.

María, nuestra madre, está al pie de la cruz de Jesús Hoy, Así como en el Calvario sigue presente junto a tantos hermanos que sufren siendo víctimas de la injusticia, del hambre, de la pobreza, del miedo, de la angustia, del odio, de la división, del mal y la muerte.

Como lo afirma el Evangelio de Juan 19, 25-27: “Cerca de la cruz de Jesús estaba su Madre, con María, la hermana de su madre, esposa de Cleofás, y María Magdalena. Jesús, al ver a la Madre y junto a ella al discípulo que más quería, dijo a su Madre: “Mujer, ahí tienes a tu hijo”. Después dijo al discípulo: “ahí tienes a tu madre” Y desde aquel momento el discípulo se la llevó a su casa”.

Que María, Divina Pastora, así como en tiempos de Macario Yépez, escuche las suplicas y el clamor de un pueblo, que como su hijo en la cruz dice “Tengo sed”(Juan 19:28), interceda para que esa sed y esa hambre de justicia sea saciada. (Mt. 5,6)

 

Por eso la invitación es a caminar juntos en esta “Visita Extraordinaria”, de nuestra Madre, la segunda en la historia y así clamar a su intercesión por Venezuela, por la justicia, la paz, libertad y la construcción del Reino de Dios en nuestra tierra.

La Sagrada Imagen de la Divina Pastora llegará este miércoles a la Parroquia Antonio María Claret de Barquisimeto, donde comenzarán las celebraciones litúrgicas previas a la procesión de fe, que impulsa la Arquidiócesis de Barquisimeto para elevar “Una Oración por Venezuela” este jueves 15 de junio.

El itinerario litúrgico inicia este miércoles 14 de junio a las  4:30 de la tarde en Santa Rosa con una caravana de fieles que acompañarán el traslado de la virgen en su pastora móvil hasta la Iglesia San Antonio María Claret.
A las 6:00 pm se celebrará la misa de recibimiento y posteriormente la feligresía tendrá la oportunidad de vivir junto a la Pastora de las Almas una hora de adoración y alabanza para presentar las intenciones del pueblo venezolano.
Según la programación a las nueve de la noche cerrarán las puertas del templo y la Divina Pastora quedará bajo la custodia de sus celadores.
Al día siguiente continúan las actividades con la Excelsa Patrona, con el rezo y meditación del santo rosarioa las 6:00 am, seguido de la Santa Misa (7:00 am.) por la reconciliación de Venezuela.
A las 8:00 am la Divina Pastora saldrá del templo. Fuera de la Iglesia se efectuará una hora de animación dirigida por el Padre Jesús Genaro Pérez, como preparación a la caminata de oración por Venezuela.
De acuerdo al itinerario el inicio de la procesión de fe es a las 9:00 am comenzando el recorrido por la avenida Morán, siguiendo por la avenida Venezuela, hasta llegar a la Santa Iglesia Catedral, aproximadamente en horas del mediodía para cerrar la jornada de oración con un momento de predicación y adoración al Santísimo Sacramento del altar.

Finalmente, la Sagrada Imagen retornará a su santuario. El llamado es a que el pueblo larense en esta  ocasión excepcional, nuevamente sea responsable de su cuidado.

Con este itinerario, el clero de la Arquidiócesis de Barquisimeto invita a todo el pueblo católico a vivir este nuevo encuentro con la Madre de Dios en un clima de devoción y ofrecimiento que renueve la esperanza de todos los venezolanos.

Para ampliar información sobre la jornada “Una Oración por Venezuela” están dispuestos los medios oficiales, en Facebook la página oficial Arquidiócesis de Barquisimeto, en Instagram y Twitter @ArquiBQTOen donde se posicionarán con la ayuda del pueblo venezolano, las etiquetas #DivinaPastoraporVenezuela y #SomosHermanos.

(Arquidiócesis de Barquisimeto – 13/06/2017)

 

Resumen Homilía Domingo 11 de Junio

Resumen Homilía Domingo 11 de Junio

PORQUE DIOS NO MANDO A SU HIJO PARA JUZGARNOS

 

El evangelio de este domingo, día de la Santísima Trinidad, nos hace un declaración de amor única e irremplazable: “Tanto amó Dios al mundo que entregó a su Hijo único para que no muera ninguno de los que creen en él, sino que tengan vida”. Desde antiguo Dios ha ido acercándose de mil maneras a la humanidad, y después de enviar a  tantos como dice el evangelio: les envió a su hijo, diciéndose: A mi hijo lo respetarán. Quiso entonces Dios mostrar su amor y revelar su verdadero rostro y por amor se agacho, el misterio trinitario desde siempre guardado se reveló en Jesús, quien se hizo reflejo de la ternura incomparable de Dios. Un padre, o una madre, mide casi 1.80, el hijo quizás medio metro. Desde tan alto el padre apenas puede tomar de la mano, proteger. Pero para ver el rostro cara a cara… se baja, se pone en cuclillas y se hace tan pequeño como su pequeño. Así es más fácil mirarse, reconocerse y entenderse. Algo así pudo pensar el Padre cuando decidió enviar a su Hijo. Y así revestido de humanidad, tocando barro, el Padre podrá ser reconocido y abrazado por sus hijos con mucha más facilidad. Al menos no habrá problemas de altura ni de distancia. De esta forma la Palabra de amor, existente junto a Dios antes del principio, puso su tienda a la altura de las tiendas de los hombres. El Padre acampó en medio de sus hijos. Así comenzó una etapa nueva en la que el amor paternal de Dios y su ternura maternal nos fueron revelados, tanto Jesús como el Espíritu Santo consolador, que ha venido a quedarse para siempre en nuestra interioridad. El Dios de la misericordia el Dios cercano, el Dios del amor que aunque tiene cien ovejas busca la perdida… Un espera a sus dos hijos… El Padre sigue siendo siempre fiel a si mismo y tiene, hoy también, cien ovejas y dos hijos; y lo más importante de todo es que Dios sigue siendo el Padre que espera y abraza y el pastor que se echa al campo aunque ya es de noche. Y en cualquier caso el final inevitable como Buena Noticia: la alegría de la vuelta con la oveja al hombro y la fiesta con el hijo recobrado. El Padre nos abrió la casa, nos cubrió de dones, nos adornó con las mejores gracias e hizo de nuestra vida su morada por el santo Espíritu. Y ese amor hoy lo celebramos. El Dios que nos habita, que nos espera: “años y años esperándote llevo. Una vez y otra vez en esta espera granó la espiga y floreció el almendro. Y una vez y otra vez por si venías me asomé por las tardes al sendero. Y sin embargo seguiré esperando. Y todavía mientras que te espero, cuidaré que haya estrellas en tus noches y luz en tus auroras y flores en tu huerto”.(Patxi Loidi). La espera de Dios desde dentro, mientras nosotros vivimos por fuera, esa casa del Padre que no es un lugar sino que es nuestro corazón y donde anhela decirnos siempre: Hijo te esperaba.

 

 

SUMARIO

El Señor pasó ante él, proclamando: Dios es compasivo y misericordioso, lento a la ira, rico en clemencia y leal.

 

REFLEXION:

¿Quién es Dios para mi?, ¿Cuando me acerco a Dios, más allá de la teoría, siento que Dios me espera para abrazarme, amarme,  cuidarme, sanarme o creo que Dios me va a castigar a juzgar?.

Evangelio Domingo 11 de Junio

Evangelio Domingo 11 de Junio

Evangelio

Juan (3,16-18): Tanto amó Dios al mundo que entregó a su Hijo único para que no perezca ninguno de los que creen en él, sino que tengan vida eterna. Porque Dios no mandó su Hijo al mundo para juzgar al mundo, sino para que el mundo se salve por él. El que cree en él no será juzgado; el que no cree ya está juzgado, porque no ha creído en el nombre del Hijo único de Dios. Palabra del Señor. Gloria a Ti, Señor Jesus.

Santo Padre

Receta para cuando estemos en momentos de oscuridad

 

VATICANO, 09 Jun. 17 / (ACI).- Rezar y tener paciencia. …para hacer frente a momentos difíciles y de oscuridad.

El Pontífice alertó además contra la vanidad que es una “belleza maquillada” que no dejar entrar en el corazón la “alegría que es de Dios”.

“Todos nosotros hemos pasado por momentos feos, fuertes; sabemos lo que se siente en un momento de oscuridad, en el momento de dolor, en el momento de las dificultades, lo sabemos”.

…en la vida hay momentos de “cruz” en los que es necesario “orar, tener paciencia y tener al menos un poco de esperanza”: se necesita evitar caer “en la vanidad” porque “siempre está el Señor” con nosotros.

“Pidamos la gracia de saber discernir qué sucede en los momentos feos de nuestra vida y como ir adelante, y qué ocurre en los momentos hermosos y no dejarnos engañar por la vanidad”.

 

Notas Pastorales – Domingo de Solemnidad de la Santísima Trinidad /A

SANTISIMA TRINIDAD

El hombre por su sola razón puede llegar al conocimiento de Dios, así lo revela La Sagrada Escritura En Romanos 1, 20- 21: “Pues si bien a él no lo podemos ver, lo contemplamos, por lo menos a través de sus obras, puesto que él es Eterno y Poderoso, y que es Dios. De modo que no tienen disculpas porque conocían a Dios y no lo han glorificado como le corresponde, ni le han dado gracia”. Existen grandes religiones antiguas que reconocen y adoran a un solo Dios, sin embargo no conocieron el misterio trinitario; por cuanto la revelación trinitaria, estaba reservada para la plenitud de los tiempos en Cristo.

Sólo por Jesucristo, hemos conocido, por la revelación el misterio de Dios: Uno y Trino.

EL PADRE

Jesús nos revela este misterio. Él proclama que ha sido enviado por el Padre (Juan 3, 17). Él habla constantemente del Padre en su oración y nos manda a que también nosotros le llamemos Padre: “cuando recen digan: Padre, santificado sea tu nombre” (Lucas 11, 2). Jesús se muestra obediente a su Padre: “No comprendieron que les hablaba de su Padre”. Jesús agregó: “cuando hayan levantado en alto al Hijo del Hombre entonces conocerán que Yo Soy y que nada hago por cuenta mía, solamente digo lo que el Padre me enseña. El que me envió está conmigo y no me deja nunca sólo, porque yo hago siempre lo que a Él le agrada (Juan 8, 27-29).

En fin la revelación del Padre, es evidente en el Nuevo Testamento. A ese Padre primera persona de la Santísima Trinidad, se le atribuye y realiza la creación del mundo, y del hombre, este como centro de esa creación.

EL HIJO

Cristo, el Hijo de Dios, el enviado, el Mesías, el Salvador, aquel que nació en Belén (Mateo 2, 1). Vivió en Nazareth, murió en la Cruz, resucitó al tercer día; ascendió a la derecha del Padre (Marcos 16, 19), se nos revela como Camino, Verdad y Vida. Él es quien nos envía al Espíritu Santo y vendrá a juzgar a los vivos y a los muertos, al final de los tiempos. Es la segunda persona de la Santísima Trinidad, a él teológicamente se le atribuye y realiza la redención de la humanidad. Él así lo restaura todo. En Él, se inicia el hombre nuevo.

EL ESPIRITU SANTO

Jesucristo, al final de su convivencia con los seres humanos en el tiempo les revela claramente, a la tercera persona trinitaria, al prometer a sus apóstoles el envío del Espíritu Santo: “pero si me voy, se los enviaré y cuando Él venga, convencerá al mundo en lo referente al pecado, a la justicia y  al juicio… cuando venga Él, El Espíritu de la Verdad les guiará hasta la verdad completa…” (Juan 16, 7-13); y esta promesa, llega a la plenitud el día de Pentecostés.

Con la efusión del Espíritu Santo, sobre la Iglesia naciente. Así: “al llegar el día de Pentecostés… de repente vino del cielo un ruido como el de una ráfaga de viento, impetuoso… quedaron todos llenos del Espíritu Santo” (Hecho 2,1.4). al Espíritu Santo, tercera persona de la Santísima Trinidad; se le atribuye y realiza, la santificación de la Iglesia.

Una vez más, Cristo nos habla y revela el misterio trinitario en pleno al decirnos “me ha sido dado todo poder en el cielo y en la tierra, vayan pues y hagan discípulos a todas las gentes, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo” (Mateo 28, 18-19).

Por lo tanto en el día o en la noche, con fe sincera, agradecida y en espíritu de adoración digamos: “Gloria al Padre y al Hijo y al espíritu Santo, como eran en el principio, ahora y siempre y por los siglos de los siglos, amén”.

Mons. Antonio José López Castillo

Arzobispo de Barquisimeto.

Cáritas se activa en Lara contra desnutrición

(Arquidiócesis de Barquisimeto – 07/06/2017)
Nota de prensa/ Cáritas Barquisimeto abrirá cuatro centros de monitoreo de desnutrición en Lara para proteger y rescatar a los niños que padecen por la escasez de alimentos.
La novedad la dio a conocer el padre Omar Gutiérrez asesor de Cáritas en Barquisimeto en la Jornada de Sensibilización desarrollada este miércoles en la ciudad.
El presbítero adelantó que los centros estarán ubicados en la parroquia Guadalupe en Bobare, parroquia San Juan Bosco al oeste de la ciudad, parroquia San Juan Pablo II en el norte y otra en Sarare.
Desde allí, se ofrecerán jornadas de peso y medición a los niños en las comunidades por parte del equipo de nutrición Caritas Venezuela para detectar casos de desnutrición y comenzar procesos de prevención y tratamientos.
En la jornada estuvo presente la doctora Susana Rafali, asesora de nutrición de Cáritas, quien dio a conocer cifras e informes sobre la desnutrición en el país y aseguró con datos, que Venezuela vive una crisis humanitaria porque se han superado cifras estándares de la Organización Mundial de la Salud.
Ante las alarmas, Rafali indicó que existen 35 oficinas arquidiocesanas de Cáritas en el país que están movilizando a cientos de personas que prestan ayuda en los encuentros de las ollas solidarias, donde se comparte un sopazo y se desarrollan las jornadas de medición y pesaje que aportan nuevos datos a las estadísticas de desnutrición.
Cabe destacar, que Cáritas es la única institución que está registrando la vulnerabilidad de los derechos humanos de los niños en cuento a alimentación y nutrición.
La nutricionista comentó que a través del programa de Cáritas los niños con desnutrición son atendidos en un lapso de 6 meses y aseguró que hasta ahora se han ayudado a más de mil quinientos infantes de los cuales 588 han logrado superar el cuadro de desnutrición.
Por su parte, el padre Omar destacó la participación solidaria de los laicos y acotó que es necesario organizarse en la Iglesia a través de Cáritas para gestionar cualquier ayuda social, distribución de alimentos o medicinas.
Finalmente, el padre Omar describió las fases del programa de Cáritas e indicó que en primera instancia, se está desarrollando la fase asistencial, luego vendrá la fase de promoción humana, seguido de la fase liberadora de la persona y la fase reconcialiadora, con el fin de saciar no sólo el hambre corporal, sino el hambre de dignidad de toda persona.
Resumen Homilía Domingo 28 de Mayo

Resumen Homilía Domingo 28 de Mayo

RECIBIRÁN MI FUERZA Y SERÁN MIS TESTIGOS.

 

RECIBIRAN LA FUERZA DEL ESPIRITU

 

Celebramos que Jesús asciende al cielo y nos envía con la fuerza de su espíritu, a ser y hacer discípulos, a ser buena noticia, a enseñar a otros lo que de Él hemos aprendido.  Como El, nosotros hemos nacido para el cielo, nuestro fin último no está en el mundo, en el saber, en el poder, en el placer, ni en el tener, sino en lo eterno, en lo que no acaba, lo que no pasa nunca. Ese cielo se conquista, se alcanza, ya desde aquí. No mirando hacia el cielo sino ocupándonos de la tierra, de la realidad del mundo teniendo claro nuestro fin. Dice en la Palabra: Galileos, ¿qué hacen plantados mirando al cielo? El mismo Jesús que ha sido tomado y llevado al cielo, volverá como lo han visto marcharse. Ustedes recibirán la fuerza del Espíritu Santo y serán mis testigos hasta el confín de la tierra. La vida en la tierra se ha de vivir con los pies en el suelo y el corazón en el cielo. Es en el suelo, en la vida diaria, donde se nos envía a conquistar el cielo, a ser testigos con la fuerza del Espíritu, de todo lo aprendido, de todo lo vivido. Hubiese sido inútil la entrega de Jesús y su resurrección, si los discípulos se hubiesen quedado mirando el cielo. Ellos comprendieron que un día el maestro volvería a buscarles, y que el cielo dependía de haber hecho lo que tenían que hacer y de vivir a plenitud lo que podríamos llamar el “onceavo mandamiento”, el mandamiento misionero: “Vayan y hagan discípulos a todos los pueblos, bautícenlos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo y enséñenles a guardar lo que han aprendido. ¿Qué significa bautizar de esta manera y además enseñarles?, es hacerles hijos de Dios, es capacitarles para la santidad de vida como la de Cristo, es hacerles templo del Espíritu y hacerles Iglesia. Partiendo del sacramento enseñar a creer, a amar, y a vivir. Eso se hace en la cotidianidad, eso se enseña en la vida misma,  “Por atracción y no por proselitismo”,  lo que atrae y enseña con más fuerza es la propia vida. Los discípulos lo comprendieron y se hicieron testigos con la vida de todo cuanto creían y se hicieron poseedores desde ya del cielo prometido. Por eso la misión que nos ha encomendado Jesús no es opcional, es un mandato, enviados a ser testigos con la Palabra y la Vida, y desde la misma vida conquistar el cielo para sí mismo y para muchos. Dice la Palabra: Los que enseñaron brillarán como el esplendor del firmamento; los que guiaron a muchos por el buen camino, resplandecerán como las estrellas por toda la eternidad. Es una llamada a descubrir que mi eternidad dependerá de mi respuesta a este mandato de ser en el mundo testigo del amor, de la verdad, del evangelio, de la vida de Jesús y su enseñanza. De haber hecho lo que tenía que hacer, amar como tenía que amar, vivir como tenía que vivir, y enseñar todo lo que Él me ha enseñado.

 

SUMARIO:

Y sepan que yo estaré con ustedes todos los días, hasta el final de los tiempos. (Mateo, 28,20)

 

PARA LA REFLEXION

Como los discípulos ¿estoy plantado mirando al cielo viviendo una fe estática o estoy viviendo el anuncio con la Palabra y la Vida de lo que Jesús nos ha enseñado con su vida y su Palabra?

Evangelio Domingo 28 de Mayo

Evangelio Domingo 28 de Mayo

Evangelio

Mateo (28,16-20): En aquel tiempo, los once discípulos se fueron a Galilea, al monte que Jesús les había indicado. Al verlo, ellos se postraron, pero algunos dudaron. Acercándose a ellos, Jesús les dijo: «Se me ha dado todo poder en el cielo y en la tierra. Id, pues, y haced discípulos a todos los pueblos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo; enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado. Y sabed que yo estoy con vosotros todos los días, hasta el final de los tiempos». Palabra del Señor. Gloria a Ti, Señor Jesús.

Santo Padre

Ante la incredulidad, Jesús ofrece una “terapia de esperanza”

VATICANO, 24 May. 17 / (ACI).- el Papa Francisco invitó a los fieles congregados a dejarse guiar por Jesús en su “terapia de esperanza”, como hicieron los discípulos de Emaús.

…tras la crucifixión de Jesús, se volvieron a sus hogares en una pequeña aldea, Emaús, decepcionados. Ese camino de Emaús se convirtió en un camino de esperanza cuando el Señor se les apareció.

“En ese momento, Jesús comienza su terapia de la esperanza”

…una confesión que es un reflejo de la naturaleza humana y que se puede resumir en las palabras: “nosotros esperábamos…”. “Cuántas veces en la vida hemos esperado, cuántas veces nos hemos sentido a un paso de la felicidad, y luego nos decepcionamos”.

…“Jesús camina con todas las personas decepcionadas que van con la cabeza baja. Y caminando con ellos, de manera discreta, procede a dar esperanza”.

El Pontífice insistió: “Jesús siempre está a nuestro lado para darnos la esperanza, para calentar nuestros corazones y decirnos ‘ve adelante, yo estoy contigo. Ve a delante’”.

“Dios caminará con nosotros siempre, siempre. También en los minutos más dolorosos, también en los momentos más feos, también en los momentos de la decepción, ahí está el Señor y ahí reside nuestra esperanza. Vayamos adelante con esa esperanza, porque Él está a nuestro lado caminando con nosotros, siempre”

 

Notas Pastorales    –  Domingo Solemnidad de la Ascensión del Señor /A

“Y SUBIÓ AL CIELO”

“Se me ha dado todo poder, en el cielo y en la tierra. Celebramos hoy la festividad litúrgica de la Ascensión del Señor, a la derecha del Padre.

La Ascensión es la consecuencia lógica y real de la Resurrección de Cristo. Porque es la manifestación de la glorificación eterna de Jesús, a la derecha del Padre.

Indica también la nueva forma como vive nuestro Señor Jesucristo, en su Iglesia, prolongación histórica visible del Salvador. La Ascensión también es un signo de la glorificación de la humanidad, que tiene en Jesús “una cabeza de puente” en el cielo, hacia el cual debemos dirigirnos llenos de fe, amor y esperanza. Por lo tanto la Ascensión, es un llamamiento a la esperanza cristiana.

Este esperar, nos proyecta a la eternidad, pero también a que debemos trabajar por mejorar nuestra vida temporal al procurar elevar nuestra calidad de vida, económica, cultural, moral y espiritual.

Por tanto la festividad de la Ascensión, exige también comprometernos con las realidades presentes, para así elevarlas hacia Dios, hacia lo noble, sublime y eterno.

Cristo desaparece visiblemente por su Ascensión al cielo, para hacerse visible a través de nosotros, como Iglesia, su Cuerpo Místico,  a fin de que continuemos su obra de salvación integral, en medio de la sociedad.

 

Elevar la política partidista

Pensemos, cómo la política debe ser desintoxicada, descontaminada, ya que se le debe purificar en una concepción ética que estimule a hacer el bien, y a evitar el mal; todo esto sin fariseísmo porque no es lo mismo, para una sociedad digna, el bien que el mal. Es necesario elevar la política a una verdadera preocupación por el bien común, restituyendo así la credibilidad de nuestros partidos políticos. Para que estos no sean simples maquinarias de corrupción, sino instrumentos eficaces, en la construcción de una patria grande. La política debe emitir signos de superación, no de decadencia, es urgente elevar los postulados políticos, pues allí se afianzan los soportes de una auténtica democracia.

 

Elevar la Educación  

Debemos elevar la educación, es necesario hacer que el niño y el joven asciendan a un mundo de valores. La educación integral, debe no solo buscar saber más, sino procurar el ser más personas. Se debe tender como ya se ha dicho, a una educación para una verdadera vida ciudadana.

Desde la química, la historia, la literatura, las matemáticas, o la religión, se deben enseñar los valores tales como: la responsabilidad, la honradez, la amistad, la verdad, la justicia, la solidaridad, el bien. Debemos plasmar a través de la educación personas cabales.

Elevar los medios de comunicación

Es conveniente elevar la calidad humana de nuestros programas de TV, Radio o Prensa.

No debemos escoger el camino más fácil, de producciones vacías, sin calidad.

Pienso, que hay mucho que hacer, más allá de violencia, erotismo o terror. Un niño vale más que un rating. Debemos convencernos que lo constructivo es digno, humanamente, es más atractivo y convincente.

Vida sin fin

Todo esto nos debe recordar que podemos desde la ciudad terrena, construir la ciudad eterna. La vida humana no acaba con la muerte, existe una vida para siempre, con Dios, que también debemos conquistar, ascender a ella desde la fe.

Es el mismo Cristo al referirse a la vida eterna que nos dice: “Vengan benditos de mi Padre, reciban la herencia del Reino preparado para ustedes desde la creación del mundo, porque tuve hambre y me dieron de comer, tuve sed y me dieron de beber, era forastero y me recibieron, estaba desnudo y me vistieron, enfermo y me visitaron; en la cárcel y me vinieron a ver” (Mateo 25, 24-36).

Ascendemos desde la fe, como personas, como familia y como comunidad.

Dios nos ha dado un gran tesoro, como es nuestra madre bajo la advocación querida de la Divina Pastora, quien siempre nos ha enseñado a creer y amar a Dios.

Hoy es día de la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales.

Mons. Antonio José López Castillo

Arzobispo de Barquisimeto.

 

Celebramos el 29 Aniversario Episcopal de nuestro Arzobispo, Mons. Antonio José López Castillo

 

Hoy nos unimos a esta alegría y a la acción de gracias, en este vigésimo noveno Aniversario Episcopal, para que Dios le ayude a seguir siendo un pastor como la  diócesis de Barquisimeto y el país necesitan. Que la Divina Pastora le proteja y guíe.

Comunicar esperanza y confianza en nuestros tiempos

Comunicar esperanza y confianza en nuestros tiempos

En un clima de esperanza, más de cien barquisimetanos participaron en el encuentro formativo de marketing digital para la evangelización organizado por la Pastoral de Medios de la Arquidiócesis de Barquisimeto.
La actividad se desarrolló en el marco de la LI Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales que se celebrará en la Iglesia Católica este domingo 28 de mayo y que lleva como mensaje central “Comunicar esperanza y confianza en nuestros tiempos”.
Monseñor Antonio José López Castillo Arzobispo de Barquisimeto acompañó la jornada con su bendición e invitó a todos los comunicadores a transmitir buenas noticias.
El padre Jesús Ramírez asesor de Pastoral de medios expresó que es necesario hacer renacer la acción periodística, porque el país necesita de personas que comuniquen esperanza a través de los medios de comunicación social.
Cabe destacar, que miembros de unas 40 parroquias, zonas pastorales, periodistas y diseñadores recibieron las herramientas de marketing digital para trabajar con estrategia en las redes sociales por parte de la licenciada Maria Estefania Rojas.
Asimismo, contaron con la ponencia de Joselyd Rodriguez centrada en el compromiso del comunicador católico en tiempos actuales y la participación de Carlos Hurtado, quien presentó la reciente estructura organizativa de la Pastoral de Medios.
Una de las motivaciones del encuentro, se centró en la conformación de las pastorales de comunicación parroquiales para incentivar el apostolado de evangelización por los medios digitales y tradicionales.
La tarde cerró con la inspiradora presentación del padre Pedro Pablo Aguilar, director de medios de comunicación de la Conferencia Episcopal Venezolana, quién explicó cómo transmitir el mensaje de la esperanza y confianza en una Venezuela cercada por la crisis. Además, exhortó a los presentes a trabajar con profesionalismo y perfume a evangelio.
Al finalizar la jornada, se realizó la entrega especial de reconocimientos a medios de comunicación y periodistas con el fin homenajear la extraordinaria labor comunicacional brindada al pueblo larense durante la procesión de la Santa Imagen de la Divina Pastora en su visita 161 a la ciudad de Barquisimeto.
La pastoral de medios extiende su agradecimiento al Hotel Jirahara por facilitar sus instalaciones y a todos los patrocinantes que hicieron posible el desarrollo exitoso de la Jornada Mundial de las Comunicaciones Barquisimeto 2017.
Evangelio Domingo 07 de Mayo

Evangelio Domingo 07 de Mayo

Evangelio

Juan (10,1-10): En  aquel tiempo, dijo Jesús: «En verdad, en verdad os digo: el que no entra por la puerta en el aprisco de las ovejas, sino que salta por otra parte, ese es ladrón y bandido; pero el que entra por la puerta es pastor de las ovejas. A este le abre el guarda y las ovejas atienden a su voz, y él va llamando por el nombre a sus ovejas y las saca fuera. Cuando ha sacado todas las suyas camina delante de ellas, y las ovejas lo siguen, porque conocen su voz; a un extraño no lo seguirán, sino que huirán de él, porque no conocen la voz de los extraños».
Jesús les puso esta comparación, pero ellos no entendieron de qué les hablaba. Por eso añadió Jesús: «En verdad, en verdad os digo: yo soy la puerta de las ovejas. Todos los que han venido antes de mí son ladrones y bandidos; pero las ovejas no los escucharon. Yo soy la puerta: quien entre por mí se salvará y podrá entrar y salir, y encontrará pastos. El ladrón no entra sino para robar y matar y hacer estragos; yo he venido para que tengan vida y la tengan abundante» Palabra del Señor. Gloria a Ti, Señor Jesus.

Santo Padre

El trabajo se convierte en esclavitud cuando no es expresión de la persona

ROMA, 28 Abr. 17 /pm (ACI).- El Papa Francisco reflexionó sobre la justicia, la fraternidad y la importancia del trabajo como aquel ámbito donde la persona se realiza, un espacio que no puede convertirse en esclavitud.

…“cuando el trabajo ya no es expresión de la persona, porque ya no incluye el sentido de lo que está haciendo, el trabajo se convierte en esclavitud; la persona puede ser sustituida por una máquina”.

…“el trabajo justo es el que no solo garantiza una remuneración justa, sino que corresponde a la vocación de la persona y por lo tanto es capaz de desarrollar sus capacidades. Precisamente porque el trabajo transforma a la persona, el proceso de producción de los bienes y servicios asume una valencia moral”.

“La radicalización del individualismo en términos libertarios, y por lo tanto anti-sociales, conduce a la conclusión de que cada uno tiene el ‘derecho’ de expandirse hasta donde su potencia se lo permita incluso al precio de la exclusión y la marginación de la mayoría más vulnerable”.

…“la propuesta del Evangelio: ‘Buscad primero el Reino de Dios y su justicia, y todo lo demás se os dará por añadidura’ ha sido y sigue siendo una nueva energía en la historia que tiende a suscitar fraternidad, libertad, justicia, paz y dignidad para todos”.

El Santo Padre refirió que “en la medida en que el Señor reine en nosotros y entre nosotros, podremos participar en la vida divina y seremos unos para otros ‘instrumentos de la gracia para difundir la caridad de Dios y para tejer redes de caridad’”.

Notas pastorales – IV Domingo de Pascua /A

“El Sacerdote, Buen Pastor en Cristo”

“…Pero el que entra por la puerta, es Pastor de las ovejas. A ese le abre el guardia y las ovejas atienden su voz. Y él, va llamando por el nombre a sus ovejas… Camina delante de ellas y las ovejas lo siguen porque conocen su voz.

En este día celebramos la festividad del buen pastor: Cristo. Por lo tanto  hoy es día también del Sacerdote o Padre, como lo llama nuestro pueblo. Y además de Cristo, ¿Quién es ese pastor bueno? No es otro que el Obispo, pero también sus colaboradores más inmediatos, los Sacerdotes o Presbíteros. Por lo tanto nos referimos al Padre, educador, investigador, como también el Vicario Cooperador, pero sobre todo al Sacerdote Párroco.

 

¿Quiénes son estos hombres?

 

Los Presbíteros tomados de entre los hombres y constituidos a favor de los hombres, en lo que a Dios se refiere, para que ofrezcan dones y sacrificios por los pecados.

Y conviven como hermanos, con los otros hombres. Así como el Señor Jesús… habitó entre nosotros y quiso asemejarse en todos nosotros, a excepción del pecado (hebreos 5, 11; 2, 17).

 

Ese Sacerdote buen Pastor, que se desgasta con alegría, desde la ciudad o desde el campo, con los pobres y los ricos, con los ignorantes y los sabios, él ejerce su triple función como Maestro, Santificador y Guía.

 

Pues bien, ese hombre que vive en el mundo, sin ser del mundo, ese Sacerdote, buen Pastor, entrega su vida a los demás con fe sincera, sabiduría divina y servicio abnegado.

 

Él es amigo, hermano y pastor, para el niño, el joven, el adulto y el anciano. Él es un buen pastor, porque acompaña al niño desde su nacimiento, derramando el agua bautismal sobre él, purificándolo del pecado original, e incorporándolo en Cristo, Camino, Verdad y Vida: en una palabra, haciéndolo Iglesia pueblo de Dios. Él le dice con su vida, al niñito o niñita, blanco o negro: “te queremos, ven a la vida, estamos contigo”. El Sacerdote, es buen pastor, porque en esa gran plegaria, la Eucaristía, como celebrante y a través de todos los sacramentos alimenta la fe de su pueblo, los acerca a Dios y acerca a Dios a ese pueblo, muy especialmente los domingos, enfervoriza a su comunidad, diciendo: “este es el sacramento de nuestra fe”. Y al concluir, con una sonrisa de amigo les dice: “vayan en paz con Dios, a vivir desde esa fe”.

 

Él es el buen pastor, porque desde el Confesionario como juez misericordioso absuelve de todas las culpas, devolviendo la paz, la alegría al corazón y al rostro de tantos seres humanos. Ese Sacerdote, todo bondad expresa: “no peques más, tus pecados te son perdonados, vete tranquilo”. El Sacerdote, Párroco, profesor, comunicador, capellán, vicario, es buen pastor, porque se acerca al enfermo con cariño, a fin de darle ánimo, hacerle compañía en su soledad, suavizar sus penas desde la fe; y por la unción sacramental, hace que se sienta amado por Dios, como su hijo y también recuerde que su paso por el tiempo es fugaz y que la eternidad es vida para siempre.

 

El sacerdote es el buen pastor, porque bendice, como testigo oficial, la unión de un hombre y una mujer para forjar un hogar cristiano, en donde siempre exista amor, confianza, alegría y santidad.

 

Él procura desde su oración y palabra que los esposos permanezcan unidos, en el amor, tal cual como Cristo ama su Iglesia. Él es guardián del amor entre padre e hijos. En fin él desde Dios, defiende la estabilidad familiar, su felicidad y hermosura en las malas y en las buenas. Él anhela que cada hogar sea una Iglesia doméstica, un remanso de amor y fe.

 

El Sacerdote es el buen pastor, porque él ora y enseña a orar. Él habla de la eternidad, pero también del tiempo, porque sin ser político partidista, debe levantar su voz en nombre de la justicia, la verdad y el bien. A veces no sabe como hacer, porque se mueve entre lo humano y lo divino. Porque él escucha el lamento de Cristo: “no tienen que comer”,   pero también el mismo Cristo le dice: “no sólo de pan vive el hombre”.

 

Él vive, algunas veces en paradojas, entre luces y sombras, pero el Señor le susurra al oído, “no temas yo estoy contigo”.

 

Querido Sacerdote, admiramos tu entrega, valoramos tu abnegación y servicio. No olvides nunca que fue Cristo, quien te llamó. Recuerda que el pueblo te necesita y te quiere. Sigue siendo bueno y santo, vence las dudas, no te canses nunca, porque el Señor es tu pastor y nada te faltará.

 

Te felicito hoy y cada día, te acompañamos cuando sufres y cuando estás contento. Te digo con Jean Guitón: “ganaran siempre si se sitúan con alegría, fuerza y sencillez, dentro de su terreno propio e inconfundible: el Sacerdocio. Les pedimos ante todo, que nos den a Dios, especialmente por los poderes que solo ustedes tienen: absolver y consagrar; les pedimos que sean  hombres de Dios, portadores de la palabra, distribuidores del pan de vida, representantes del eterno, entre nosotros”     

 

Mons. Antonio José López Castillo

Arzobispo de Barquisimeto